jueves, 9 de marzo de 2017

Japón sopesa mejorar su capacidad de ataque preventivo ante la amenaza norcoreana

Soldados de las Fuerzas de Autodefensa de Japón inyectan carburante a una unidad de misiles Patriot de capacidad avanzada 3 (PAC-3) en el Ministerio de Defensa en Tokio, Japón.

Por Tim Kelly y Nobuhiro Kubo
TOKIO (Reuters) - Influyentes legisladores japoneses están mostrando su inquietud por los avances militares norcoreanos y presionan con fuerza para que Tokio elabore planes para un posible ataque preventivo contra las instalaciones de misiles de su vecino, que tiene capacidad nuclear.
Hasta el momento, Japón ha evitado dar el controvertido y costoso paso de adquirir bombarderos o armas como misiles de crucero con rango suficiente para alcanzar otros países, confiando por el contrario en que será su aliado Estados Unidos quien combata a sus enemigos.
Sin embargo, la creciente amenaza que representa Pyongyang, como pudo verse con el lanzamiento simultáneo de cuatro misiles balísticos del lunes, está dando peso al argumento de que la defensa más eficaz es apuntar al arquero en lugar de a las flechas.
"Si nos atacaran con bombarderos o barcos de guerra, responderíamos. No hay diferencia en atacar a un país que alberga misiles dirigidos contra nosotros", dijo Itsunori Onodera, un ex ministro de Defensa que dirige una comisión del gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) cuyo objetivo es analizar cómo puede defenderse Japón de la amenaza norcoreana. "La tecnología ha avanzado y la naturaleza del conflicto ha cambiado".
Japón lleva décadas estirando los límites de su Constitución pacifista. Sucesivos gobiernos han dicho que Tokio tiene derecho a atacar bases enemigas en ultramar cuando la intención del enemigo de atacarle sea evidente, la amenaza sea inminente o no haya otras opciones defensivas.
Si bien los gobiernos anteriores no llegaron a adquirir los equipos necesarios para hacerlo, el PLD está instando a su primer ministro Shinzo Abe a dar el paso.
"Es hora de que adquiramos esta capacidad", dijo Hiroshi Imazu, presidente del consejo de política sobre seguridad del PLD. "No sé si será con misiles balísticos, misiles de crucero o incluso el (cazabombardero) F-35, pero sin una disuasión, Corea del Norte nos verá como débiles".

La idea enfrentó resistencias en el pasado, pero la última ronda de lanzamientos norcoreanos podrían hacer que Japón se mueva de forma más rápida para endurecer su política defensiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada